viernes, 24 de marzo de 2006

El ratoncito ya no madruga, ahora casi pernocta.
Después de un mes de tira y afloja, al final entré a trabajar (por fin) donde me gusta. Un cambio radical, comenzando por los horarios, antes de 7 a 16 y ahora de 15 a 23.
Por eso el blog se ha quedado un poco huérfano. Tengo que adaptarme a los nuevos horarios... Cuando el trabajo comience a rodar, imagino que podré bloggear habitualmente. Aprovecharé el fin de semana...

7 comentarios:

Chasky dijo...

Mecachi, vaya putada eso de salir a las 11 porque te podrías haber venido al bar de beni.

criztina dijo...

guay! de empalmada para la fieta!!!!!

:-)

bueno, en serio, nunca se me dieron bien las tardes para currar, pero si no te gusta madrugar, creo que será tu horario perfecto. Amigas mías d eturno de tarde están encantadas con el horario.

En fin....que todo sea para bien!!!

Anónimo dijo...

Este turno está genial porque como no tienes que madrugar, tienes tiempo pa hacer otras cosas,jejeje
BLOODYMARY

Copycat dijo...

Ahora harás vida de hámster, ratoncito (je,je,je...)

Lunarroja dijo...

Mucha suerte en tu nuevo curro.
Tampoco es tan mal horario!!!!
Además, los ratones se mueven bien por las noches...

ratoncitoperez dijo...

Pues ahora me han cambiado el horario... entro a las 14 y salgo a las 23... pero me dan una hora para comer. (Con fundamento)

DoctorBrigato dijo...

Enhorabuena Tron!!!!!!!