miércoles, 1 de marzo de 2006

Diario de un Español en Kenia VIII
El hombre y la tierra. Tsavo East (01-03-05)

Casi había pasado un mes desde la unificación de los dos campamentos pasando a ser uno solo unificado que estaba a varios kilómetros del hotel. Cada madrugada un Overland cargado con el equipo viajaba durante hora y media hasta llegar al lugar.

Habíamos dejado de lado las vistas de la sabana cambiándolas por un pequeño valle surcado por el río Galana. Era un lugar más apropiado y los concursantes daban más juego al programa.


La zona era bastante peligrosa, pues la vegetación era más cerrada y elevada, con lo que no veíamos lo que teníamos a escasos metros...

Aquella mañana parte del equipo de control salimos a hacer una pequeña excursión por la cuenca del río. Íbamos acompañados por dos rangers para protegernos de cualquier peligro inesperado... Estábamos a mitad de la estación seca lo que había casi secado el río, todo lo contrario que en la época húmeda. Según explicaciones de uno de los rangers, el año anterior, siete rangers habían muerto ahogados muy cerca de allí, cuando una tromba de agua arrastró el land rover mientras realizaban la ronda de vigilancia para evitar la caza furtiva.

Por el tamaño de la cuenca y los restos que se observaban en la vegetación cercana, el río debía adquirir unas dimensiones terroríficas en esa época.
Caminamos con dificultad, rumbo sur, siguiendo la corriente y saltando de roca en roca. De vez en cuando veíamos pisadas de animales en el lodo, las de Hipopótamos y las de los elefantes eran enormes...
Hipopótamos era lo que buscábamos.

Caminábamos despacio, muy atentos, siguiendo las indicaciones de los Rangers, pues aunque parezca mentira, estos animales acaban con más vidas humanas que cualquier otro en África.
Tras varios minutos andando atravesamos uno pequeños rápidos y a lo lejos descubrimos un pequeño grupo de hipopótamos casi sumergidos.
Nos movíamos despacio para evitar enfurecerlos... pronto nos situamos a su altura. Era un grupo de doce hipopótamos, dos de ellos eran crías de unas pocas semanas. Nos miraban desafiantes y bufaban lanzando agua por sus hocicos.

Después de ver el espectáculo regresamos contentos al control del campamento, la excursión había merecido la pena.

A media mañana los concursantes tenían que disputar un juego y como nadie se quedaba en el campamento, varios fuimos con ellos en el Overland.
Atravesamos gran parte del parque Tsavo hasta llegar a la localización.
En la travesía pudimos ver varios animales, elefantes, cebras, jirafas e incluso algún búfalo.


No recuerdo quién ganó el juego, pero aquel día, las excursiones se convirtieron en verdaderos safaris.

8 comentarios:

Bo Peep dijo...

Oyes, pues para ser ratón si que has viajado, ¿eh?

DoctorBrigato dijo...

Madre mía te has puesto en el papel de Livingston y Stanley...

sue dijo...

Lo de que los hipopótamos matan a más gente que otros bichos, ¿es sólo una respuesta de trivial o es verdad? Siempre he tenido curiosidad.

ratoncitoperez dijo...

Bo pep: la verdad es que para ser un ratoncito si que he viajado... pero me gustaría viajar mucho más en el futuro.
Brigato: ¿Doctor Livingston supongo?
Sue: lo de los hipopótamos es totalmente cierto... son muy veloces en tierra cuando salen por la noche a comer y si te pillan en medio te atropellan..., también atacan algunas veces canoas al confundirlas con cocodrilos... Otro animal también peligroso es el elefante, que parece muy majo, pero no veas lo peligrosos que son.

Rutipiti dijo...

Vaya empane que llevo... por dónde andas, ratoncito???

gemmita dijo...

aishhh, que envidia jo!!. Bueno, yo sería feliz allí con tanto bicho grande, los adoro!!!!. Eso sí, iba a tener un problemón cojonudo con los insectos. No hay cosa que más pavor me de que un insecto!jajaja lo juro, e suna mezcla de asco y pánico..vamos, es que me da grima hasta matar un mosquito!, eso sí, ponme un león delante que pierdo las patas por acariciarle!!!jiji

Muaks

criztina dijo...

me suena jajajaja, estuve allí este verano. Kenia, Tanzana, Zanzibar... Muy bueno... Me gustó mucho.
Me traje algun "bichito" conmigo... una infección de riñon.. no se si fue por que en 15 días me duche 3 y tragué más polvo que en toda mi vida jajaja. Eso de ir de "pobre" a los lugares alejados de la mano de dios tiene sus riesgos...
Recuerdo parar en un logde y cómo nos llamaron la atención porque los 20 del grupo nos casi bañamos en los lavabos del hotel!!!

que malo es no tener agua para sentirte persona!!!! :-)

ratoncitoperez dijo...

Rutipiti, ahora mismo estoy en la gran ciudad, entre semana, los findes estampida je je je.
Gemmita: Allí necesitabas repelente antimosquitos y te freían de todas formas... y encima estaba el Anopheles que te podía contagiar la Malaria...
Crizti: Hay algunos paisajes espectaculares. Lo que me cuentas me suena je je je, ese polvo naranja que te pone perdido, y que sale fatal, se te pega con el sudor... que cuadro el del baño y 20 personas dentro!!!