sábado, 18 de febrero de 2006

"Home, sweet home"
El fin de semana se supone que está hecho para descansar, pero no sé lo que me pasa últimamente que acabo peor los domingos que cuando salgo del trabajo los viernes.
Mucho tienen que ver mis “amigos” los vecinos... Si hace unas semanas descubrí con alegría que el reloj (tipo película de terror, con el que Drácula se despierta a las doce de la noche) había dejado de dar las horas, los cuartos, las medias y los menos cuartos... Hoy como es sábado y no tengo que madrugar... no me ha despertado el sonido que más odio cada mañana, el “ti ti ti ti, ti ti ti ti, ti ti ti ti”, de mi Casio DQ-581, al que por cierto, llevo siete años sin cambiar las pilas y pese a todo su martirizante sonido simplemente ha bajado de intensidad, pero no la habilidad para atravesar mi cráneo día tras día...

El caso es, que yo no sé que coño hacen los vecinos del piso de arriba, o los de más arriba, pero me despierto con el ruido de objetos contundentes golpeando el suelo, como tablas o algo así..., para variar de vez en cuando un taladro aparece en escena... luego, una señora (digo yo que será una mujer, quizá sea una drag-queen que regresa de parranda) comienza a desfilar por la casa... pasillo arriba, pasillo abajo, y no es por nada, pero al ruido de los tacones solo le falta la compañía de una guitarra española y yo salto de la cama y le doy a las palmas... como Camaroooón...!!!
Sin darme cuenta, el taconeo se pierde en la mañana, pero aparece otro ruido que para mí es un misterio. En un principio pensaba que era una lavadora, pero con el tiempo supe que era imposible... Una lavadora no está escurriendo el agua todo el rato!!!. Luego pensé en un aspirador, pero tampoco podía ser, el sonido era más grave, con altibajos...


Llevaba días pensando que es ese ruido que se repite cada mañana y qué lo provoca. Hoy he llegado a la conclusión final de que se trata de una hormigonera... Si, una hormigonera de esas pequeñas para hacer cemento en las obras. Suena exactamente igual, no hay duda.

Ahora asociando ideas:
- Maderas u objetos contundentes cayendo al suelo.
- Ruido de hormigonera.
- Tacones lejanos y cercanos...

Una de dos, o algún vecino está realizando una obra ilegal, o son los Playmóbil que están construyendo el fuerte Granada.

2 comentarios:

Chasky dijo...

A lo mejor se están construyendo una piscina para cuando llegue el verano.

ratoncitoperez dijo...

Pues puede ser... espero que luego por lo menos inviten, y que tengan cuidado, que luego hay humedades...