domingo, 18 de mayo de 2008

Yo para ser feliz quiero una cosechadora

En unos días máquinas gigantescas salen de sus cobertizos donde han estado ocultas durante casi un año. Saldrán a la calles y tras las reparaciones y puesta a punto pertinentes devorarán todo lo que se cruce en su peine...
Al menos así es en España desde que se inventaron las cosechadoras, o segadoras.
No ocurre lo mismo en Linds, una pequeña localidad de Washington, en EEUU que en junio celebra el "Linds Demolition Derby ", un fin de semana de carreras de los más variados vehículos, entre ellos cosechadoras.
Impactante.

4 comentarios:

Yo mismo dijo...

¿Carreras de cosechadoras? ¿y no es un poco aburrido el tema? porque cuando te pilla una delante en la carretera y no puedes adelantar empiezas a sentir lo que sentían tus antepasados cuando tenían que ir a los sitios en burro..

EnLaOscuridadDeLaNoche dijo...

¡Estos americanos ya no saben qué inventar!
Sólo espero que no sean nuevas porque si no ¡vaya delito!

El Ratoncito Pérez dijo...

Yo mismo: Bueno, realmente no son carreras, es una lucha sin cuartel para ver cual es la cosechadora más dura...
Enlaoscuridaddelanoche: Parece que no son nuevas, pero con lo pirados que están, no me extrañaría que cualquier día utilicen las nuevas...

Yo mismo dijo...

Menos mal que me lo has aclarado, ya me estaba imaginando a la peña tuneando y trucando las cosechadoras :)