jueves, 30 de noviembre de 2006

Diario de un español en Kenia XIV:
El Diablo sobre ruedas africanas.

Hace mucho que no comentaba en esta sección, porque no tengo demasiado tiempo para hacer un post como Dios manda... Pero el otro día me entró la morriña después de hablar con varios “rafikis” y decidí recordar algunos de los episodios más importantes de mi estancia en África. Para dar un poco más de vida al post, le añadiré en vez de fotografías, un video. Espero que os guste.
Este video muestra el camino de vuelta desde Mombasa a Voi, el pueblo más cercano a nuestro hotel, que hacía frontera con la Reserva Nacional Tsavo East. En el viaje de ida no pude grabar nada pues bastante era aguantar como podía los baches y golpes dentro del “Matatu”, además de ir con el miedo en el cuerpo debido a adelantamientos imposibles, en el que muchas veces utilizaban parte de la cuneta para no colisionar, en una carretera (por llamar de algún modo a ese camino alquitranado) llena de camiones...
El viaje de vuelta nos lo tomamos con más calma e incluso con cachondeo (se oyen unas buenas risas cuando logramos adelantar sin tragarnos al camión amarillo...), pero no por ello íbamos más tranquilo, sobretodo yo, que viajaba en el que allí se denomina “Death Seat”, por ser el asiento donde hay más víctimas mortales por accidente de tráfico.
El chofer, era un tal Atanás, para nosotros desde entonces “Satanás”, que encima de conducir como un poseso, nos quiso timar. La historia se repitió con otros miembros del equipo unas semanas más tarde y nadie del equipo volvió a subir con él.

2 comentarios:

DoctorBrigato dijo...

joder, joder qué subidón!!! El día que te aprendiste la matrícula del d'alante, eh???

criztina dijo...

que deliciosos recuerdos jajajajajaja, la carretera parece tan mala como las que yo recorrí, aunque bastante más transitada!. También os comíais el polvo y lo masticábais mientras avanzábais???? tuviste que hacerte un peeling a tu vuelta para quitarte todo el polvo acumulado en cada poro de la piel????
:-)

menudo Satanás ;-), que control del volante,...esas risitas son de "que me cagoooooooonnnn de miedo!!!!" jajajajajajaja