sábado, 20 de mayo de 2006

Historias Made in Taiwán. La gata Mulán.

A las pocas semanas estábamos totalmente acomodados en aquel piso de estudiantes de Salamanca, y sin darnos cuenta se aproximó la fecha de los exámenes del primer cuatrimestre (sobra decir que la noche salmantina ya no tenía secretos para nosotros y que conocíamos un 80% de los garitos, el otro 20% eran para pijos o no nos interesaban...) los botellones se fueron reduciendo poco a poco y al final llegaron los temidos exámenes. En este tiempo la casa contó con un nuevo inquilino, bueno inquilina... era una gata pequeña, que se le antojó a uno de los compañeros. No es de extrañar estando mimado como estaba...

El caso es que al principio la gata recibía todo tipo de mimos por su dueño, y su dueña (novia del susodicho), incluso la pusieron de nombre Mulán, en honor de Antonio el chino y de que se estreanaba esa película en España; pero cuando el animal creció y no fue tan bonito, ni tan cariñoso empezaron a pasar de él...

Era la gata más pesada que he conocido, no te dejaba en paz ni un momento, ni ver la tele, ni comer, incluso ni dormir te dejaba. La hija de mala gata empezaba a maullar o a arañar la puerta de la habitación, y en ese momento entraban ganas de levantarte y hacer gato al ajillo...

Luego al dueño antojadizo de la gata, le dio por comprarse unas pistolas de esas de bolas... imaginaros las guerras dentro del piso con el tío este loco pegando tiros a todo lo que se menea... la gata se debió de llevar algún bolazo porque era ver a alguien con la pistola en la mano y salía de allí a “puta honda” como dirían en mi pueblo, (debe ser porque las motos honda corren mucho no???)

De este modo descubrí el modo de quitarme a la gata de encima, cogía la pistolita y pegaba un tiro al aire y allí ya no había gata.

Creo que allí la pobre gata empezó su vida de perros, porque entre tanto botellón, un día la gata parecía que le gustaba el alcohol, así que puse en el suelo un tapón de licor 43 que no sé quién llevó pues allí no bebíamos eso...

La gata se lo bebió casi todo, pasé de darle más porque lo mismo la sentaba mal o se hacía adicta o vete tu a saber..

Dos horas después me di cuenta de que la gata no estaba por allí y me preocupé por su estado, comencé a buscar y la encontré en la habitación de Antonio Lin. Estaba sobre su cama mientras el estudiaba. El taiwanés me dijo que llevaba una hora allí medio dormida, tanquila, muy tanquila hoy. La gata levantó la cabeza somnolienta y tuvo su primera resaca de gata.

Al final del curso la gata se escapó y no volví a verla. No sabemos si dejó la casa debido a su gusto por el alcohol, (que egoístamente ya no le dábamos) pero si es seguro que la mala vida la obligó a hacer la calle. (El dueño juró haberla vista con un gato negro una noche cuando volvía a casa)

5 comentarios:

bloodymary dijo...

Yo que tú, si algún día te la encuentras por ahí (no es imposible), huye de ella, pues con la manía que seguro que te tiene, y siendo tú un ratón, seguro que te come,jejeje.
Mulán: puedes venirte a mi casa que yo la cuido, y en vez de darle licor 43, le doy un poco de cardhu

ratoncitoperez dijo...

A mi no me tenía manía, porque además de ese lingotazo de licor 43 también le di un poco de chorizo de mi pueblo, asi que no se queje.

Mistica dijo...

Es cierto ratoncito...a ver si te pilla por banda y la liamos...jajaja.

criztina dijo...

pero cómo podéis ser tan cabrones! pobre bicho!!!
Haberle dado tu rabito de ratoncito jejejejeje, ya verías cómo se entretenía la minima ummmmmm que ricooooooooo jajajajaja

Hay algo que si que es cierto.... "los caprichos, cuando crecen, pueden llegar a ser un incordio" y no tan bonitos y tiernos... pero, son seres vivos... y tu compañero de piso aceptó la responsabilidad.... Es triste ver a animales abandonados porque "son un plomo y hay que cuidarlos"..... Tenemos que ser concientes de que no son un "juguete de usar y tirar".... yo tengo a mis plantas moribundas....soy incapaz de regarlas.... jooooooo, ¿las puedo donar? Alguien las quiere??? ;-)

ratoncitoperez dijo...

Baaahhhh!!! A mi no me asustan los gatos, acaso no habeis visto en los dibujos animados como el ratón siempre gana al gato!!! ;-P
Criztina: Jooooo! Mira que eres mala, ya me podía morder otro sitio no? tenía que ser la cola :-)
Las plantas son fáciles de cuidar, unos riegos, unos abonos y a crecer!!!